Pterigium

Inicio / Pterigium
Pterigium

El Pterigium, o más conocido en nuestro medio como Pterigio, se refiere a un crecimiento anormal de tejido sobre la Córnea, superficie anterior del ojo, que normalmente es transparente y sin vasos sanguíneos, que se inflama con facilidad ante la exposición solar, el viento o cualquier otro agente irritante. Quien lo padece tiene la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo y este tiene una apariencia congestiva (ojo rojo).

Para que un Pterigio se presente y se desarrolle se necesitan dos condiciones, la primera que el Individuo genéticamente esté provisto de la susceptibilidad para la enfermedad y la segunda que se haya expuesto a la radiación Ultravioleta, principalmente solar, sin protegerse. Por eso la presencia de Pterigium es mucho más frecuente en las zonas tropicales y en zonas donde los rayos ultravioletas caen de manera perpendicular como es el caso del Ecuador.

¿Se puede evitar el Pterigium?

La forma más fácil de prevenir el Pterigio es con la protección solar que brindan las gafas con filtro ultravioleta, junto con el uso de gorras o sombreros desde la niñez. En Ecuador, la intensidad de la radiación solar es más intensa entre las 10:00 y las 14:00. Por eso se recomienda en lo posible protegerse del sol entre esas horas siempre.

Tratamiento para Pterigium

Cirugía con Plastia Libre

No existe tratamiento farmacéutico (gotas o medicamentos) que haga desaparecer dicho tejido. Cuando el Pterigio produce molestias al paciente o es evidente que va evolucionando, de manera que amenaza con ocupar la zona pupilar, impidiendo la visión, es necesario recurrir a la cirugía.

Este procedimiento utiliza anestesia local. El ojo es abierto con un separador, se coloca bajo un microscopio y se le pide que dirija la visión hacia un punto en específico. La técnica utilizada en nuestro centro se denomina Plastia Libre la cual utiliza un injerto o membrana propia del paciente. El autoinjerto significa que una pequeña porción de su conjutiva será colocada en el sitio en donde se realiza la escisión del Pterigio lo cual reduce las posibilidades de recidivas (se evita que el pterigium vuelva crecer). Después de la cirugía se le colocará un parche, el ojo rojo estará rojo y tardará unas pocas semanas en recuperarse. Deberá consumir los medicamentos prescritos y utilizar gafas oscuras durante un tiempo.

En nuestro país la exposición a los rayos ultravioletas afecta de manera significativa a nuestros ojos, el mercado informal de gafas sin certificaciones de calidad y sin filtros ultravioleta deterioran el sentido de la vista generando enfermedades a los ojos como pterigio, catarata, irritación, entre otras.