Cámara Retinal

La oftalmoscopia o estudio del fondo del ojo es una técnica diagnóstica que consiste en visualizar el polo posterior del globo ocular, que incluye retina, disco óptico, coroides y vasos sanguíneos.

Existen tres tipos básicos de oftalmoscopia:

  • Oftalmoscopia directa: técnica sencilla en la cual la exploración ocular se realiza mediante el uso de un oftalmoscopio monocular.
  • Oftalmoscopia indirecta: técnica en la cual la exploración ocular se realiza mediante el uso de un oftalmoscopio binocular y de una fuente de luz externa.
  • Oftalmoscopia indirecta con lámpara de hendidura: técnica compleja en la cual la exploración ocular se realiza mediante el empleo de una lámpara de hendidura.

CASOS EN QUE SE REQUIERE

A través de esta técnica, los oftalmólogos pueden observar diferentes lesiones o patologías en la zona más importante del ojo. En ella confluyen vasos sanguíneos, la retina y el nervio óptico, tres elementos esenciales no sólo para la visión sino como estructuras cuyas alteraciones pueden ser determinantes para diagnosticar enfermedades de diferente gravedad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + dos =